Clítoris diversos para diversas mujeres

Ya sabemos que el clítoris es un órgano de tejido eréctil que tiene una función destacada en el orgasmo femenino. También sabemos que el clítoris es mucho mayor de lo que se puede apreciar a simple vista.

Si bien el glande del clítoris es visible, separando los labios menores de la vulva o retirando un poco el capuchón del clítoris, el resto del órgano es interno.

Mary Jane Sherfey, psiquiatra que estudió a fondo la anatomía y naturaleza de este órgano, denominó “complejo clitoral”, al conjunto del glande del clítoris, los bulbos del clítoris, los labios menores, el prepucio del clítoris y el tercio inferior de la vagina. Ella planteó una hipótesis muy lógica: el conjunto de estas estructuras anatómicamente tan cercanas, funciona como un todo integrado e inseparable, cuya estimulación conjunta lleva al orgasmo a la inmensa mayoría de las mujeres.

Aún hoy, muchos de estos datos sobre el clítoris son desconocidos, y se mantiene por parte de muchas personas (mujeres y hombres), la creencia errónea de que la mayoría de las mujeres llegan al orgasmo únicamente con la penetración vaginal. Lo cierto es que sólo el 30% de las mujeres llegan al orgasmo con la estimulación que aporta la penetración vaginal, el resto (un nada despreciable 70%) precisa estimulación directa del clítoris para llegar al orgasmo (con la mano, con la boca…).

Y por cierto, gran parte de ese primer 30% de mujeres, a la vez que realizan la penetración, se están estimulando de forma indirecta el clítoris (por ejemplo, si ella está encima de su pareja, a la vez que se introduce el pene en la vagina, puede estar frotando su vulva con el pubis de su pareja, y estimulando de forma indirecta el glande del clítoris). Muchas de las mujeres que consiguen el orgasmo de esta manera, ignoran sin embargo el papel que el clítoris está desempeñando en su placer.

 Clítoris diversos

 La vulva de cada mujer es particular y única. De la misma forma, es particular y único el aspecto de la zona visible del complejo clitoral: el glande del clítoris. Observando con un espejo sus genitales, la mujer puede vislumbrar el aspecto de este (en apariencia) pequeño órgano. A veces es fácil percibirlo separando los labios menores y observando el punto superior en que se unen. Para otras mujeres, es más fácil percibirlo cuando sienten cierto nivel de excitación, ya que el glande del clítoris también se erecta, al igual que el pene.

Como diverso es el aspecto, diversas son también las formas de estimulación que cada mujer adopta. Hay mujeres que sienten placer acariciando el glande del clítoris directamente con un dedo, otras encuentran esta estimulación demasiado “directa”, ya que es una zona extremadamente sensible, y prefieren una estimulación más indirecta (por ejemplo, acariciar el clítoris con toda la mano extendida, aplicando una presión rítmica y en ocasiones, circular).

Algunas mujeres prefieren incluso, las caricias en el glande del clítoris con la ropa interior puesta. En otros casos, la mujer encuentra placer en frotar esta zona con una superficie medianamente dura (cojines, almohadas, o el muslo o pubis de su compañera o compañero). Otras lo estimulan incluso de forma más indirecta, por ejemplo, apretando los muslos.

También hay mujeres que combinan la estimulación de esta zona con la penetración. Y hay mujeres que utilizan un vibrador para estimular esta zona, porque encuentran que la presión rítmica y mecánica que aporta, y la posibilidad de regular la intensidad de la vibración, les facilita el placer y/o el orgasmo. Hoy día existen una gran variedad de vibradores, como se puede comprobar en siguiente enlace, perteneciente a una juguetería erótica:

 | Juguetería erótica “Placer Intenso”, vibradores |

Como vemos, una gran variedad de preferencias y gustos. Por ello, es más que interesante que la mujer conozca su propio cuerpo, se explore visual y táctilmente, y descubra las caricias, las zonas, los ritmos y las presiones que son más de su agrado, tanto para el orgasmo como para el goce en general. De esta forma, le resultará mucho más sencillo compartir esta información con una compañera o compañero, y desde luego, le facilitará el placer a solas, por ejemplo en la masturbación.

Si, no obstante lo anterior, la mujer no logra llegar al orgasmo de ninguna forma, le recomendamos visitar a una sexóloga o sexólogo, que la orientará en dicha tarea. Y aunque hemos hablado del clítoris en el presente post, no queremos finalizar sin recordar que todo el cuerpo es sensible, y que no sólo los genitales pueden ser fuente de placer erótico. La totalidad de la piel contiene zonas que pueden proporcionar momentos muy agradables a dos personas que se gustan (o a una persona que se acaricia a solas).

 Lasexologia.com es un centro, situado en Madrid, formado por sexólogas y sexólogos, y especializado en la orientación, el apoyo y la terapia a personas con problemas sexuales o afectivos. Contamos con más de 15 años de experiencia ayudando a personas a vivir con mayor satisfacción. Si deseas más información, contacta con nosotros.

Clítoris diversos para diversas mujeres
5 (100%) 1 voto

Comparte esta publicación:

Interacciones de lector

Si deseas información sobre nuestras terapias, puedes llamarnos o escribirnos un email a terapia@lasexologia.com
Si lo prefieres, puedes escribirnos a través de este formulario y te responderemos lo antes posible.

SOLICITA INFORMACIÓN

Horario de atención telefónica
LUNES a VIERNES
10:00-14:00 / 16:00-20:30