Sexo y mayores

Categorías:

Podríamos pensar que si no hablamos de la sexualidad en la vejez, es porque las personas mayores no disfrutan ni hacen uso de su sexualidad. Ni en películas ni en series de televisión solemos ver escenas de sexo entre personas de más de 60. Tampoco se sexualizan sus cuerpos en anuncios o revistas. La tercera edad no vende y mucho menos, su representación como seres sexuados, deseantes y deseables. Flaco favor le hace a la vejez el estereotipo de “viejo verde”.

Aspectos vitales en estas edades a tener en cuenta ya que pueden afectar en la vivencia de sus sexualidades serían cuando una persona se queda viuda porque pierden una fuente importante de afecto o cuando la persona se jubila, que tiene que realizar un cambio de roles y reestructurar su vida entera. A esta edad ligar se complica pero no es imposible: hay grupos de mayores que se juntan para realizar actividades de ocio y tiempo libre incluso en las residencias o centros de día hay quienes han encontrado pareja. A pesar de ello, las instituciones tendrían que revisarse cómo facilitan o no las vivencias de las sexualidades con los mayores que atienden. ¿Cómo gestionan la intimidad personal en momentos de ducha o cambios de pañal? ¿Cómo acceden a sus cuerpos? ¿Cierran las puertas de las habitaciones en esos momentos? ¿Por qué la disposición de los espacios de intimidad de las parejas depende del criterio personal del profesional de turno? o ¿Por qué se separa por género a los matrimonios heterosexuales que entran a vivir en una residencia? Ni hablar de personas con otra orientación del deseo diferente a la heterosexual u otra identidad de género (trans*, queer…) ¡Ah! ¿pero es que eso existe? ¡Claro! ¿O es que todas las abuelas que van de la mano son amigas? Como dato curioso, acaban de ceder a la Fundación 26 de Diciembre (una fundación que se dedica a la lucha por los mayores LGTBI+ en Madrid) un edificio para abrir la primera residencia para mayores LGTBI+.

¿Y qué ocurre con los cuerpos cuando envejecen? ¿Qué cambios se producen? Según avanza la edad se producen una serie de cambios fisiológicos en nuestros genitales, pero esto no quiere decir que ya no sirvan para el placer. Igual que dejar de ser fértiles, tampoco va a influir en nuestro gozo. Podemos decir que las personas que tienen genitales femeninos (sexo biológico) notan que hay una disminución de la lubricación vaginal y su respuesta ante estímulos sexuales es más lenta. En personas con genitales masculinos (biológicamente hablando), la respuesta de erección también es más lenta, la erección suele ser menos firme, también la intensidad de la eyaculación y el orgasmo es menor. Con este panorama hay quienes se despiden aquí de las relaciones sexuales  “adiós pene, adiós coito, DEP”. ¿Por qué ocurre esto? Porque hay quienes piensan que el sexo es coito, y que la sexualidad sólo se puede disfrutar a través de los genitales. ¿Os suena? En cambio aquellas personas mayores que hayan cultivado una vida erótica más allá del coito, que sepan poner todo el cuerpo a disposición del placer, que no gire todo alrededor del pene, que sepan dónde está el clítoris y cómo estimularlo, que se diviertan dentro y fuera de la cama,…. seguirán teniendo una vida erótica satisfactoria adaptándose a los cambios vitales y corporales.

Para Thèrése Clerc protagonista del documental “Menopause Rebel” dirigido por Adèle Tulli sobre su vida, el sexo en edades avanzadas tiene un gran potencial emancipador: “La vejez trata mejor a las mujeres que a los hombres. Tenemos entre los muslos un tesoro que se llama clítoris. Si hay deseo, nos sirve hasta la muerte”. No se nos puede olvidar que existen factores que pueden enriquecer la vida erótica de las personas mayores como por ejemplo, estar liberado del trabajo, del cuidado de hijos e hijas, de tener tiempo para uno/una misma. Es un tiempo lleno de posibilidades, y entre ellas, también está la de seguir disfrutando de sus cuerpos.

¿Qué podemos hacer jóvenes y mayores? ¿Cuál es nuestra tarea? ¡Desgenitalicemos la sexualidad y dejemos de pensar que sólo se disfrutan las relaciones sexuales si se ha llegado al orgasmo! Como dice Silberio Sáez “los jóvenes de hoy, son los viejos del mañana” por tanto si tenemos piel en todo el cuerpo que responde ante las caricias, los besos, los lametones, los cachetes; si cultivamos una erótica rica y variada en el hoy, nuestra vida erótica será fantástica en el mañana. ¡Corre! ¡Estás a tiempo! El placer no tiene límite de edad.

Documentales recomendados

Los invisibles

Menopausia Rebel

Películas recomendadas

En 80 días

45 años

El amor es extraño

Sexo y mayores
5 (100%) 2 votos

Comparte esta publicación:

Interacciones de lector

Si deseas información sobre nuestras terapias, puedes llamarnos o escribirnos un email a terapia@lasexologia.com
Si lo prefieres, puedes escribirnos a través de este formulario y te responderemos lo antes posible.

SOLICITA INFORMACIÓN

Horario de atención telefónica
LUNES a VIERNES
10:00-14:00 / 16:00-20:30