Genitales femeninos

 

Los genitales son una parte del cuerpo tanto de mujeres como de hombres que tiene que ver con la reproducción, y  naturalmente también con el placer. Nos centraremos aquí en los genitales femeninos, que tienen una parte interna no visible, que es el aparato reproductor, y una parte exterior y visible llamada vulva.

 El aparato reproductor femenino

El aparato reproductor, forma parte de los genitales dela mujer. Esla zona interna, que no se ve por fuera. Sirve para la reproducción y tiene distintas partes: ovarios, trompas de Falopio, útero y vagina.

 La vulva

La vulva es la parte de los genitales de la mujer que se puede ver externamente. Se puede observar, por ejemplo, mirándola con un espejo. La vulva es una zona sensible en la mujer. En la vulva, la parte con mayor sensibilidad es el clítoris. Por eso, tanto el clítoris como toda la zona que lo rodea pueden dar placer a una mujer cuando ella misma o su pareja lo acarician de la manera apropiada y se hace con deseo. Con el clítoris sucede como con cualquier otra parte del cuerpo: no basta con que sea sensible para que dé placer, el deseo resulta imprescindible.

El clítoris es una parte del cuerpo de la mujer muy relacionada con el placer, la excitación y los orgasmos. Por eso, cuando una mujer se masturba, suele acariciar el clítoris y sus alrededores. Para ver bien cada una de las partes de la vulva, es necesario separar los labios menores con los dedos. En la vulva, además, se pueden observar dos orificios:

Meato urinario (salida de la uretra): por donde se orina.

Entrada (o salida) vaginal: por donde la mujer expulsa su flujo vaginal y la sangre dela regla. Es el orificio por donde la vagina recibe al pene durante el coito y por donde salen los bebés en los partos.

La vulva femenina es una zona hermosa del cuerpo. La mujer que desee aprender más sobre su sexualidad, podría empezar por mirar sus genitales con un espejo para comenzar a familiarizarse con ellos y conocerlos. ¿Cómo son? ¿Qué aspecto tienen? ¿Qué zonas los forman? Si nos fijamos, los genitales femeninos son parecidos a una flor. Mirarlos, familiarizarse con ellos y conocerlos un poco mejor, ayuda a muchas mujeres a apreciarlos más y a verlos como una parte hermosa del cuerpo que también se puede cuidar y querer.

Del mismo modo, si se tienen hijas, es importante transmitirles buenas actitudes hacia sus genitales, desde que son pequeñitas. Hablar a las niñas de la vulva de forma positiva, como una zona que se puede mirar, conocer… es una buena forma de empezar. Y es que, conocerse y aprender a gustarse una misma, también en lo referente a sus genitales, no tiene nada más que ventajas. 

Contact Us

Fill out the form below to send us a message and we will get back to you ASAP.